Del sentimiento de culpa a la manipulación

entrevista-sentimiento-culpa-manipulacion

Del sentimiento de culpa a la manipulación
 
Alejandro Carrillo, psicólogo de Grupo Guadalsalus, reflexiona hoy sobre la gestión de la culpa en el proceso terapéutico. También nos habla de la manipulación como un comportamiento que acompaña al perfil psicológico del adicto. La manipulación es “una de las armas más potentes de la adicción”…
 
¿Es bueno conservar el sentimiento de culpa para no recaer?
Cuando la persona con problemas de adicción llega a tratamiento, en la mayoría de los casos lo hace después de años de consumo, a veces después de otros tratamientos y períodos de abstinencia. Todo este bagaje le hace acumular muchas experiencias negativas que han causado mucho daño, tanto a la persona con problemas de adicción como a su entorno. Toda esta historia genera una carga enorme que se presenta a través de la culpa. La culpa es un sentimiento muy potente y dañino. Por eso es importante que la persona en tratamiento trabaje este sentimiento, y que, sin dejar de asumir las consecuencias de sus actos, pueda liberarse de esa carga tan pesada que es la culpa. Por lo que creo firmemente, que el sentimiento de culpa, no solo no sirve para evitar recaídas, si no que podría ser un factor de riesgo que la propicie.

La recaída la evita el nivel de consciencia y todas las herramientas que adquiera la persona durante el tratamiento.

 
¿Cómo escapar de la manipulación del adicto?
Cada persona en tratamiento está luchando una difícil batalla contra la adicción. En esa lucha a vida o muerte, compiten la persona y la adicción, la parte sana de la persona y la parte enferma. Una de las armas más potentes de la adicción es la manipulación. La única forma de escapar de esta manipulación es posicionándonos en el bando correcto, y saber discernir en todo momento con cuál de las dos partes estamos hablando.

Es muy difícil para la familia llegar a este punto, ya que a veces supone tomar decisiones muy difíciles. En muchas ocasiones, el entorno familiar, desde una genuina intención de ayudar, no se da cuenta de que en realidad está ayudando a la adicción. En este sentido es fundamental poner límites muy estrictos. Estos límites pueden incluir acompañar a la persona en su tratamiento y apoyarlo mientras esté colaborando con su recuperación, pero negarle cualquier tipo de ayuda si decide abandonar este camino y tomar decisiones que pongan en peligro su rehabilitación.

 
En Guadalsalus tratamos la adicción en centros de ingreso y de forma ambulatoria, obteniendo la tasa de rehabilitaciones más alta de Andalucía y una de las 5 primeras de España. Llama a nuestro teléfono gratuito 954 353 954 y pide información. Nuestra primera cita es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.


 
En Guadalsalus tratamos la adicción en centros de ingreso y de forma ambulatoria, obteniendo la tasa de rehabilitaciones más alta de Andalucía y una de las 5 primeras de España. Llama a nuestro teléfono gratuito 954 353 954 y pide información. Nuestra primera cita es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.

¿Qué tipo de paciente hace su rehabilitación en te...
¿En qué consiste el trabajo con las emociones en e...

Artículos relacionados

El administrador ha bloqueado el comentario de esta publicación.
 

Comentarios