Recaídas en las adicciones

recaidas-adicciones

Tras un periodo de ingreso en un centro de desintoxicación o una Comunidad Terapéutica, o cualquier otro recurso para su deshabituación, el paciente volverá a casa. En previsión de este momento, trabajamos de varias formas los sistemas familiares, para facilitar todo lo posible su reinserción familiar y social.

Este artículo queremos responder a vuestras principales dudas como, ¿cuál es el porcentaje de recaídas en adicciones?, ¿cuáles son los síntomas de recaída en adicciones?, ¿Cómo podemos trabajar en la prevención recaídas adicciones?, ¿Cuáles son las técnicas para prevenir recaídas drogadicción?, ¿cómo ayudar a un adicto después de una recaída?, ¿Cuáles son los factores de recaída en adicciones?, ¿cómo ayudar a un adicto en una recaída? o ¿qué hacer cuando un adicto recae? 

 

¿Qué es o que se entiende por una Recaída?

 

De cualquier modo, las recaídas son episodios extremadamente delicados y deben ser advertidos, acompañados y tratados a tiempo. Pero, ¿qué es una recaída? El director de nuestra Comunidad Terapéutica nos los explica en el siguiente vídeo.

 

¿Cuáles son los factores de recaída en adicciones?,

 

Tras un periodo de ingreso en un centro de desintoxicación o una Comunidad Terapéutica, o cualquier otro recurso para su deshabituación, el paciente volverá a casa. En previsión de este momento, trabajamos de varias formas los sistemas familiares, para facilitar todo lo posible su reinserción familiar y social.

1. Abandono de las pautas

La persona rehabilitada ha llevado a cabo un trabajo cognitivo y un modelado conductual que se apoya en la adopción de unas nuevas pautas de vida. Dichas pautas suelen ser sencillas. El éxito de las mismas consiste sobre todo en su cumplimiento cabal y a rajatabla.

 

2. La inflexibilidad

Dijimos que un síntoma de recaída es el incumplimiento de las pautas. Pero también puede ocurrir todo lo contrario. El adicto no incumple las pautas, sino que las lleva a cabo de forma obsesiva e inflexible, forzando hasta extremos ridículos que exceden el sentido común. ¡Cuidado! Las pautas hay que cumplirlas siempre, el problema es que la obsesividad mute desestabilizando al adicto desde un nuevo frente… La inflexibilidad es un síntoma engañoso: parece que todo va bien, pero en realidad se está forzando demasiado para hacer que todo explote. 

 

3. Tendencia a aislarse

Una persona a punto de recaer es alguien con una fuerte tendencia a aislarse de los demás. Durante todos estos meses de internamiento han trabajado en terapia las habilidades comunicativas y sociales, pero antes de recaer empiezan a… 

 

4. Regresa el hombre viejo

El hombre nuevo que regresó del infierno aclamado como un héroe familiar ahora se parece cada vez más al que un día consumía… 

 

5. Una falsa confianza

El sujeto siente que participar en el programa de recuperación ya no es necesario. Físicamente se siente mucho mejor. La mejoría de su aspecto es evidente para la familia y el carácter mucho más afable en los primeros días. Además, conoce las nociones básicas del tratamiento. Está familiarizado con el vocabulario terapéutico. Incluso cree que ya no va a aprender en terapia nada nuevo… Es más, en casa juega a hacer de psicólogo, destapando autoengaños o dando a todos lecciones de autoestima y honestidad. Se cree recuperado y difiere del criterio terapéutico: 

 

6. Labilidad emocional

Otro signo que anticipa una posible recaída es la labilidad emocional. El abandono de pautas genera un profundo malestar en el adicto rehabilitado que, a su vez, incrementa la ansiedad y el deseo de consumir. Regresa la inestabilidad emocional. El paciente se monta y os quiere montar a todos de nuevo en su particular Montaña Rusa…

7. Vuelven los fantasmas

Si el adicto está bien y consume, se siente desgraciado. Por eso su mente necesita generar malestar de cualquier modo y a cualquier precio. Ese malestar justifica su deseo de consumir… “ahora sí tengo un motivo”, piensa.

8. Entorpecimiento emocional

Con anterioridad a la recaída, el paciente suele presentar dificultad para tomar decisiones. El juicio se deteriora y toma decisiones irracionales que no es capaz de interrumpir o modificar. El paciente se muestra obcecado, terco, inflexible y muestra otros signos de entorpecimiento emocional. Puede llegar a perder el control sobre el propio comportamiento.

Hay también una pérdida del sentido de la realidad, por lo que suele tomar decisiones o manifestar deseos imprudentes, inviables o fantasiosos.

 

9. Pensamientos compulsivos

Un adicto mal rehabilitado o a punto de recaer sufre de manera recurrente pensamientos compulsivos. 

Unos están relacionados con la imagen personal, de manera que se obsesionan con el gimnasio, el peso y, sobre todo, se sobreexponen en las redes sociales con abundantes selfies donde casi siempre aparecen solos. 

10. Las noches interminables

Vuelve el temido insomnio. Antes de la recaída el sistema nervioso se muestra de nuevo comprometido. No pueden relajarse ni dormir bien. Regresa la intranquilidad, las noches interminables, los miedos y pensamientos rumiantes… la ansiedad se apodera de las noches y la disforia del día.

Si detectas alguna de estas señales de riesgo no dudes en ponerte en contacto con nosotros cuanto antes a través de nuestro teléfono 954 353 954. Es necesario estar muy atentos para chequear los síntomas de una posible recaída y buscar una solución urgentemente, antes de llegar a un punto de no retorno.En Guadalsalus sabemos que quienes acuden a tiempo a un centro y reciben la terapia adecuada pueden sobreponerse a una más que probable recaída. Pero también sabemos que aquellos que han recaído no lo han perdido todo, sino que pueden erguirse con más humildad y vigilancia si son adecuadamente acompañados por sus terapeutas.

Centro de referencia en tratamiento de adicciones ...
Funcionamiento y efectos del revolucionario tratam...
El administrador ha bloqueado el comentario de esta publicación.
 

Comentarios