Adicciones y colectivo LGTBIQ+

colectivo LGTBIQ+

Dentro del colectivo LGTBIQ+ vamos a encontrar una serie de especificidades relacionadas con el Trastorno por Uso de Sustancias. Son aspectos que diferencian sus hábitos de consumo respecto al de los géneros masculino y femenino y que, por consiguiente, merecen una intervención terapéutica adaptada a las necesidades de este colectivo. Por tanto, hablamos de hábitos de consumo diferentes y de necesidades terapéuticas propias. 

Ante esta realidad no crean que hay muchas propuestas de abordaje psicológico. Desafortunadamente, existe una inmensa mayoría de programas terapéuticos en clínicas y centros de ingreso que obvian por completo la intervención terapéutica con perspectiva de género.

Poner a la persona en el centro

El motivo es muy simple: se centran en la adicción, no en el adicto; parten de la enfermedad, no de la persona. A pesar de que se publicita sin cesar un abordaje biopsicosocial, la base de su errónea comprensión terapéutica es esta... hombres y mujeres, alcohólicos o adictos a las compras comparten una idéntica enfermedad, que es la adicción. Consideran que si abordan la enfermedad habrán erradicado el problema. Pero la realidad no es esta... ni mucho menos.

La realidad es que hombres y mujeres acceden al consumo por diferentes motivos, con patrones distintos y con especificidades biológicas, psicológicas y sociales que les distinguen. Y cuando algunos terapeutas están comenzando a abrir los ojos a la necesidad de una terapia diferenciada hombres-mujeres, resulta que la sociedad ha vuelto a tomarles la delantera planteando nuevos retos, como el de la tercera identidad (no binaria) o la vivencia de ninguna identidad por completo más allá del sistema sexo-género (Queer).

Es decir, nos encontramos que, por ejemplo, prácticamente no existen centros donde se aborden las necesidades del abordaje terapéutico de personas trans u otras realidades del colectivo LGTBIQ+, quedando todavía estas personas más desatendidas, lo cual genera mayores cotas sociales de desigualdad y discriminación.

En Guadalsalus sí atendemos estas necesidades terapéuticas. 

En nuestros centros de desintoxicación consideramos del todo necesario un modelo de abordaje que recoja las particularidades que le distinguen respecto a las identidades binarias hombres-mujeres.

En efecto, el colectivo LGTBIQ+ tiene sus propias particularidades biológicas, psicológicas y sociales, las cuales generan patrones de consumo específicos, según los casos. 

Según los estudios realizados y nuestra propia experiencia clínica, algunas de las características del Trastorno por Uso de Sustancias en el ámbito de este colectivo son estas:

   • Motivación para iniciarse en el consumo. Aunque existe el consumo lúdico, en numerosas ocasiones, la iniciación al consumo de sustancias está vinculado a la desinhibición para practicar relaciones sexuales. ¿Qué hay detrás de esta práctica? Muchas veces, una edad en la que aun experimentan falta de identificación o aceptación de la orientación sexual y de género. El consumo oculta sus inseguridades afectivosexuales y la falta de autoaceptación (lo que se conoce como homofobia interiorizada). Mediante el consumo de sustancias alcanzan la necesaria pérdida de consciencia sobre este conflicto interior

   • A veces se han introducido en el mundo de las adicciones mediante la venta de drogas para sufragarse lo elevados gastos de intervenciones clínicas y operaciones no sufragadas con dinero público.

   • Consumo de sustancias asociado a la todavía presente discriminación social y a la evasión de problemas vinculados a estructuras sociales (familia, amigos, entorno laboral...).

   • Chemsex. Es la práctica de relaciones sexuales vinculada al consumo de drogas. Esta práctica puede mantenerse por años, hasta el punto de que puede pasar mucho tiempo antes de que la persona se dé cuenta de que tiene un problema. Para ello se emplea todo tipo de drogas, generalmente en patrones de consumo peligroso de altas dosis y como policonsumidores de sustancias como popper, GHB,alcohol, viagra, cocaína, éxtasis, mefedrona,metanfetamina, ketamina, alfa...

   • Las tasas de consumo suelen ser muy elevadas y abunda el patrón de consumo "por atracón".

A la hora de rehabilitarse del consumo de drogas, necesitan especialmente lo que se ha venido a llamar un "entorno tolerante", es decir, un espacio donde puedan comentar vivencias relacionadas con su identidad sin miedo ni homofobia.Por eso, nosotros preferimos llamarles "entornos adecuados", mejor que tolerantes. Sencillamente porque no hay nada que tolerar, pero sí una necesidad de ayuda terapéutica cualificada, "adecuada" a las necesidades de cada persona.

Si además los pacientes se encuentran en proceso de hormonación, sus necesidades biológicas exigen una adaptación de su tratamiento médico y psicológico, de modo que favorezca la creación de una personalidad integrada y sana, libre de adicciones y dependencias.

Según la Guía para la incorporación de la perspectiva de género en los Programas de Prevención de Conductas Adictivas (Martínez, 2019) publicada por la FAD, el género es una categoría compleja y multidimensional, que configura la identidad y el comportamiento humano. 

En este sentido, en Guadalsalus sabemos que es muy necesario tener en cuenta que no deben confundirse ni igualarse las palabras "género" y "sexo" en la conformación de la identidad. De lo contrario, se pueden generar situaciones de desigualdad o discriminación. ¿Por qué? Sencillamente porque se vulnerarían los derechos de las personas que no se ubican en el sistema sexo-género presente, pudiendo tener una tercera identidad o ninguna en absoluto. 

El programa terapéutico de Guadalsalus parte de esta realidad para...

    No forzar a nuestros pacientes a asumir una identidad que no les representa.

   • Crear un método terapéutico que recoja la riqueza y variedad de todas las realidades, sensibilidades y vivencias de la población destinataria de nuestro programa.

En Guadalsalus somos el único centro de desintoxicación especializado en el tratamiento de la adicción de personas que no se ubican en el sistema género-sexo, obteniendo altas tasas de éxito terapéutico. 

Llama a nuestro teléfono gratuito 954 353 954 y pide información. 

Nuestra primera cita es gratuita. 

En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.

¿El alcoholismo es hereditario? Resolvemos tu duda
Adicción a las apuestas: causas, síntomas y consec...

Artículos relacionados

 

Comentarios 2

Invitado
Invitado - Puri en Jueves, 17 Noviembre 2022 22:38

Que bien y cuanto me alegro de que se focalice en la persona. Me ha gustado mucho toda la noticia, la siento muy esperanzadora.
Cada persona tiene una vida, un presente, un pasado, una infancia, una familia, un entorno... diferente.
Adelante.
Un abrazo

Que bien y cuanto me alegro de que se focalice en la persona. Me ha gustado mucho toda la noticia, la siento muy esperanzadora. Cada persona tiene una vida, un presente, un pasado, una infancia, una familia, un entorno... diferente. Adelante. Un abrazo
Guadalsalus en Miércoles, 23 Noviembre 2022 14:52

Gracias por tu comentario. Siempre trabajamos focalizándonos, como bien dices, en la persona y abordando su entorno y realidad. Un abrazo

Gracias por tu comentario. Siempre trabajamos focalizándonos, como bien dices, en la persona y abordando su entorno y realidad. Un abrazo
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 28 Noviembre 2022