Antidepresivos y alcohol, una combinación nada conveniente

antidepresivos-alcohol-

La combinación de antidepresivos y alcohol es una de las más habituales entre politoxicómanos. Al tratarse de un fármaco muy común y de una droga legal muy aceptada, las personas que lo combinan ni tan siquiera tienen conciencia de ser politoxicómanos al ingresar en nuestros centros de desintoxicación, pero, a pesar de ello, se trata de una mezcla altamente desaconsejable y que puede llegar a ser muy peligrosa.

Los antidepresivos o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina son medicamentos recetados para tratar la depresión y otros trastornos del estado de ánimo, como la ansiedad o algunos trastornos de personalidad, y su función principal es estabilizar los neurotransmisores en el cerebro para mejorar los síntomas de la depresión. Algunos de los más conocidos por su precio, tolerancia y reducidos efectos secundarios son el escitalopram, la paroxetina, la fluoxetina o la sertralina.

El alcohol, por otro lado, es una sustancia depresora del sistema nervioso central que puede afectar el funcionamiento del cerebro y el estado de ánimo.

¿Qué ocurre cuándo se combinan antidepresivos y alcohol?

  • Reducción de la eficacia del tratamiento. El alcohol puede interferir con la capacidad de los antidepresivos para funcionar correctamente. Esto significa que, si estás tomando antidepresivos para tratar la depresión, el consumo de alcohol puede disminuir la eficacia de tu tratamiento.
  • Aumento del riesgo de efectos secundarios. Los antidepresivos tienen efectos secundarios, y la combinación con alcohol puede aumentar la probabilidad de experimentar efectos secundarios como mareos, somnolencia, problemas de coordinación y confusión.
  • Aumento del riesgo de efectos adversos graves. Dependiendo del tipo de antidepresivo que estés tomando, la combinación con alcohol puede tener efectos adversos graves, como elevar el riesgo de convulsiones, problemas hepáticos o problemas cardiovasculares.
  • Afectación del estado de ánimo. El alcohol es una sustancia que puede alterar el estado de ánimo y causar cambios de ánimo, lo que puede ser perjudicial para alguien que ya está lidiando con problemas de salud mental. Por eso, en estos casos lo adecuado es acudir a especialistas en patología dual.
  • Riesgo de dependencia. El consumo de alcohol en combinación con antidepresivos puede aumentar el riesgo de desarrollar una dependencia del alcohol. No hay combinación inocua, si detectas que un familiar toma escitalopram y alcohol o cualquier otra combinación de antidepresivos y alcohol, actúa cuanto antes.

Desde Guadalsalus, recomendamos abstenerse por completo del alcohol para garantizar la seguridad y la eficacia del tratamiento con antidepresivos. Si has desarrollado dependencia al alcohol o a los fármacos, debes saber que en Guadalsalus trabajamos con la evidencia científica y en una atención personalizada que te ayudará a superar cualquier tipo de adicción en nuestros centros de desintoxicación. Contamos con el primer centro de adicciones femenino de España.

En Guadalsalus tratamos la adicción en centros de ingreso y de forma ambulatoria (Madrid, Sevilla y Cáceres), con una de las cinco mejores tasas de rehabilitación de toda España. Llama a nuestro teléfono 954 353 954 y pide información. Nuestra primera cita es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.

¿Cuáles son las mentiras de un ludópata más habitu...
La problemática entre jóvenes y cannabis, en TeleM...

Artículos relacionados

Image

¿Hablamos?

954 353 954 (Teléfono 24 horas)

624 40 87 87 (Whatsapp)

info@guadalsalus.com

 

Centros de trabajo:

© 2024 GUADALSALUS, Todos los derechos reservados
Image
Image
Grupo Guadalsalus cumple con la normativa impuesta por el Gobierno de España y las consejerías de Salud y Familias y la de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía