Síndrome de abstinencia a los opiáceos: síntomas y pautas para gestionarlo

síndrome de abstinencia a los opiáceos
El síndrome de abstinencia a los opiáceos es una serie de síntomas físicos y psicológicos que ocurren cuando una persona dependiente de opiáceos deja de tomarlos repentinamente o reduce significativamente su dosis.

Los opiáceos son analgésicos potentes que incluyen medicamentos recetados como la morfina, la codeína, el fentanilo, el tramadol, la oxicodona, la hidrocodona y la heroína, entre otros. Los síntomas de abstinencia a los opiáceos pueden ser intensos y desagradables, pero pueden ser tratados y gestionados adecuadamente.

Síntomas de la abstinencia de opiáceos

Algunos de los síntomas de abstinencia a los opiáceos incluyen:

  • Ansiedad.
  • Insomnio.
  • Agitación.
  • Sudoración excesiva.
  • Dilatación de las pupilas.
  • Rinorrea (secreción nasal).
  • Bostezos frecuentes.
  • Dolores musculares y articulares.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Frecuencia cardiaca elevada.
  • Hipertensión arterial.
  • Escalofríos y temblores.
  • Cambios de humor (irritabilidad, depresión, euforia fluctuante).

Pautas para la gestión del síndrome de abstinencia a los opiáceos

Para gestionar el síndrome de abstinencia a los opiáceos, es importante tener en cuenta las siguientes pautas:

Busca atención médica: siempre es recomendable pedir ayuda médica al enfrentar la abstinencia de opiáceos. Un profesional de la salud puede evaluar su situación y proporcionar una orientación adecuada.

Desintoxicación supervisada: algunas personas pueden necesitar una desintoxicación supervisada en un entorno médico. Esto puede implicar la administración gradual de opiáceos en dosis decrecientes para minimizar los síntomas de abstinencia.

Psicoterapia: la terapia cognitivo-conductual y el acompañamiento psicológico pueden ser útiles para manejar los aspectos conductuales de la abstinencia. También puede ser beneficioso unirse a grupos de autoayuda para compartir experiencias y recibir el respaldo de personas que están pasando por situaciones similares.

Apoyo emocional: recurre al apoyo de amigos, familiares o grupos de apoyo. La abstinencia puede ser emocionalmente desafiante, y el apoyo social puede ser de gran ayuda. Recuerda: apoyar no es validar.

Ejercicio suave: el ejercicio ligero puede ayudar a liberar endorfinas y mejorar el estado de ánimo.

Hidratación y alimentación: mantén una buena hidratación y consume alimentos nutritivos. Los vómitos y la diarrea pueden causar deshidratación y desequilibrios electrolíticos.

Descanso: el insomnio es común. Descansa lo suficiente, ya que la fatiga en estado de abstinencia puede agotar tu energía y empeorar los síntomas de la abstinencia.

Si necesitas más información para saber cómo actuar ante el síndrome de abstinencia a los opiáceos, contacta con nosotros. Llámanos al 954 353 954 y pide una cita. Trabajamos con comunidades terapéuticas diferenciadas por sexo para tratar la adicción desde la perspectiva de género. Contamos con el primer centro privado de desintoxicación femenino de España y nuestro centro masculino. 1ª consulta es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.

Alucinosis alcohólica: síntomas y cuándo puede ocu...
El programa 'Fuera de cobertura' (Cuatro) acude a ...

Artículos relacionados

Image

¿Hablamos?

954 353 954 (Teléfono 24 horas)

624 40 87 87 (Whatsapp)

info@guadalsalus.com

 

Centros de trabajo:

© 2024 GUADALSALUS, Todos los derechos reservados
Image
Image
Grupo Guadalsalus cumple con la normativa impuesta por el Gobierno de España y las consejerías de Salud y Familias y la de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía