Trastorno límite de personalidad y consumo de drogas: ¿cómo se relacionan?

Trastorno límite de personalidad (TLP) y consumo de drogas
Pese a que encontramos que las adicciones pueden asociarse en algunos casos a problemas de salud mental, no conviene generalizar. Veamos si hay una relación entre pacientes con trastorno límite de personalidad y consumo de drogas.

¿Qué es el trastorno límite de personalidad (TPL)?

Es una enfermedad mental que comporta una grave desregulación y control de las emociones. Las personas con trastorno límite de personalidad suelen padecer fuertes cambios y estallidos de ira en el estado de ánimo, a veces fruto de la inseguridad con la que se perciben a sí mismas. Las personas con este trastorno también tienden a irse a los extremos, por lo que sus sentimientos, intereses y valores oscilan de forma rápida y con vehemencia.

Esta desregulación emocional origina:
Relaciones inestables.
Reacciones muy impulsivas.
• Un profundo dolor emocional.
• Incluso experiencias cognitivas semejantes a episodios psicóticos.

De hecho, es una patología a menudo difícil de identificar debido a su similitud con otras patologías. No obstante, cerca de un 2 % de la población mundial tiene diagnosticado un trastorno de límite de la personalidad.

¿Se vinculan el trastorno límite de personalidad y el consumo de drogas?


Puesto que el trastorno límite de personalidad se caracteriza por la pérdida del control en las emociones y la impulsividad, presenta una comorbilidad con otros trastornos, que en el caso del abuso de sustancias es especialmente alta (57,4 % de los casos diagnosticados). Debido a que estos pacientes son bastante impulsivos en la búsqueda de estímulos novedosos y placenteros, su primera experiencia en el consumo de drogas es muy precoz.



Por lo general, prefieren consumir drogas depresoras del sistema nervioso central (opiáceos o alcohol), ya que buscan un modo de regular sus estados de ánimo, es decir, usan la droga con una finalidad ansiolítica. Con frecuencia evitan las sustancias estimulantes ante la imperiosa necesidad de reducir sus altos índices de estrés y la elevada ansiedad basal que padecen como causa de sus permanentes desequilibrios serotoninérgicos.

Una relación compleja pero tratable

De cara a la superación de la conducta adictiva y a la realización de un tratamiento psiquiátrico adecuado, el paciente debe recibir un abordaje terapéutico global de su patología dual (trastorno límite de la personalidad y adicción).

No obstante, debemos recordar que el tratamiento de desintoxicación de pacientes con trastorno límite de personalidad presenta un 66 % de tasa de abandono, siendo uno de los porcentajes de abandono más elevados cuando concurre junto a la adicción. Por eso, se recomienda la realización de un tratamiento que, al menos, ofrezca un ingreso de duración media en un centro especializado con atención psiquiátrica, médica y psicológica.

En Guadalsalus tratamos la patología dual en todos nuestros centros de desintoxicación en ingreso (masculino y femenino). Contamos con un experimentado equipo psiquiátrico especializado en el tratamiento de adicciones para elaborar un diagnóstico personalizado y un plan de tratamiento adecuado. Llama a nuestro teléfono 954 353 954 y pide información. Nuestra primera cita es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.

Bebedor social: riesgos asociados al alcohol y ras...
Ludopatía en la adolescencia: ¿cómo empezar a gest...

Artículos relacionados

Image

¿Hablamos?

954 353 954 (Teléfono 24 horas)

624 40 87 87 (Whatsapp)

info@guadalsalus.com

 

Centros de trabajo:

© 2024 GUADALSALUS, Todos los derechos reservados
Image
Image
Grupo Guadalsalus cumple con la normativa impuesta por el Gobierno de España y las consejerías de Salud y Familias y la de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía